La tradición de la cerveza irlandesa

Aquí, en la isla Esmeralda, hay toda una cultura ligada a la cerveza irlandesa, pero no solamente al hecho de beberla, sino al de producirla. En la actualidad, la isla Esmeralda se ubica entre los mayores productores de cerveceros del mundo, y es que la industria local ostenta en su haber a nada menos que algunas de las mejores y más reconocidas marcas del mundo como son Heineken y por su puesto, Guinness.

Cerveza irlandesa, más de 5 mil años de historia

Se calcula que la produccion de cerveza en Irlanda comenzó hace cerca de 5 mil años con una mezcla nativa de granos fermentados que sería el primer gran antecedente cervecero de la región. Esta mezcla, conocida como Ale, utilizaba cebada y prescindía de lúpulo, el cual era un ingrediente primordial de la cerveza de otras regiones pero que para los irlandeses era dificil de conseguir debido a que no crecía en la isla.

La cerveza stout: De Irlanda para el mundo

Con el tiempo, los productores locales comenzaron a desarrollar nuevas combinaciones que incluyeron lúpulo importado de Inglaterra. Es Alrededor de 1760 cuando tomó fuerza una mezcla que, a la fecha, distingue a la producción cervecera irlandesa. Se trata de la stout, un tipo de cerveza oscura que se torna negra luego de servirse.

La stout se relaciona con un tipo de bebida fermentada de muy baja calidad que se producía por aquellos años en Londres y otros puertos plagados de tabernas de baja categoría. En Irlanda, esta mezcla se renovó y perfeccionó para crear una bebina fina y exquisita con un leve gusto a café y espuma cremosa que, hoy por hoy, es la mejor representante de la cerveza irlandesa de la actualidad.

Secretos de la grandeza de la cerveza irlandesa

El secreto del sabor y la textura de la Stout (cuyo mayor productor es Guinness) se debe a que utiliza malta que es sometida hasta a 200° de calor para conseguir un tostado máximo que se asemeja al que se aplica al grano de café. Pero esto no es todo, ya que este tipo de cerveza contiene una cantidad elevada de nitrógeno que otras no contienen (su concentración es de casi el 80%). Luego de servirla, el nitrógeno asciende, destacando el cuerpo denso y el color negro por el que esta cerveza es reconocida.

Sabores sin límites

La cerveza negra Guinness es solo una parte de la enorme producción cervecera en Irlanda, ya que existen otras marcas de prestigio que producen stout artesanal con características únicas. Los mejores ejemplos de esto son Murphys, Beamish, O’Haras y Porterhouse. Pero no podemos olvidar que en Irlanda también se produce la famosa lager, una cerveza dorada representada ante todo por Heineken y la Red Ale, que tiene una ligera coloración rojiza y que producen casas como Smithwick y Franciscan Well.

De primera mano

Si quieres conocer la cerveza irlandesa y otras mezclas tradicionales de esta isla puedes tomar un tour que te lleve a conocer la cultura y los procesos de fermentación empleados en las casas cerveceras de las principales ciudades productoras de la isla como son Dublín, Kilkenny, Carlow, Waterford, Cork ,Tipperary y Galway. En un tour de estos, darás un recorrido histórico por la tradición cervecera del país.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

2 thoughts on “La tradición de la cerveza irlandesa

Deje un mensaje a Elma Mercedes Leiva Madoery Cancelar el mensaje

Su email no sera publicado.