Vicios y virtudes, el tabaco y el alcohol en Irlanda

El tabaco y el alcohol en Irlanda son dos de los productos que, aunque consumidos ampliamente en gran parte del mundo, tienen unas ciertas restricciones. 

Desde el año 2009, Irlanda se convirtió en uno de los países de la Unión Europea (UE) en presentar los impuestos más elevados para productos como el tabaco y el alcohol. Estos gravan un 40% del valor de los mismos, todo ello como una iniciativa para disminuir su consumo dentro de sus fronteras.

Esta situación ha generado que los extranjeros, que visitan este país, se lleven una “mayúscula” sorpresa a la hora de adquirir tabaco y alcohol para su suministro en las “Off-license” (nombre que reciben las licorerías en Irlanda). Aunado a ello, el valor de dichos productos en las máquinas dispensadoras dejará sin aliento a cualquiera que no cuente con recursos suficientes.

Dónde conseguir el tabaco y el alcohol en Irlanda

A continuación algunos consejos para no desprenderse del hábito de consumir tabaco y el alcohol en Irlanda.

Tiendas Duty-free

Una opción para contar con tabaco y alcohol en Irlanda es traerlo de afuera, pero como muchos países tienen restricciones para el traslado de dichos productos, la mejor opción al llegar a Irlanda es proveerse en el aeropuerto a través de las tiendas Duty-Free. Lo importante es que en cuanto al tabaco la legislación irlandesa permite el traslado de hasta 800 cigarrillos.

Consumir extranjero

Los productos alcohólicos locales son el whiskey, la sidra y la cerveza negra, pero existen algunas bebidas alcohólicas importadas que pueden costar menos que las elaboradas en casa. No obstante, si buscas probar algo de lo realizado en Irlanda debes saber que la cerveza en las ciudades puede costar 5€ en algunos centros de fiesta 4€ y en los pubs se puede conseguir por 3.50€.

Visitar Off-license

A la hora de comprar tabaco y alcohol para consumir en casa, la mejor opción es acudir a los tradicionales Off-license. La cultura cervecera de la zona norte de Europa permite que la variedad de oferta sea inmensa. En los supermercados en algunas oportunidades la oferta puede resultar interesante, pero no tanto si se busca comprar una gran cantidad.

Tomar en cuenta

  • En Irlanda la edad mínima para consumir alcohol es 18 años, tanto para hombres y mujeres.
  • Ingerir alcohol en la vía pública no está permitido. Si bien es cierto que en muchos países las autoridades se hacen de la “vista gorda” en Irlanda se lo toman muy en serio y las consecuencias pueden ser desventajosas económicamente. Una multa por ser sorprendido en la calle ingiriendo alcohol puede estar entre los 1000 y 1900 Euros.
  • En Irlanda son sumamente estrictos con la legislación sobre los espacios libres de humo. Por fortuna en muchos locales cuentan con espacios adaptados a los fumadores, con ello se evita el salir a la calle para fumar.

Seguir estas recomendaciones permitirá disfrutar amenamente de tabaco y el alcohol en Irlanda.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Comentarios

Su email no sera publicado.